Momento del pleno de la aprobación de los presupuestos en La Guarda. / A. C.

Luz verde al presupuesto municipal del 2019 por importe de 7,4 millones de euros

El gobierno lo califica de histórico, ya que crece en un millón de euros respecto al 2018 y se aprobó, por primera vez, en la pedanía de La Guarda

Fran Horrillo
FRAN HORRILLO

El pasado 28 de diciembre se aprobó en pleno el presupuesto del Ayuntamiento de Campanario para el año 2019, por un importe de 7.400.000 euros.

Un presupuesto que puede calificarse histórico ya que, en primer lugar, se aprobó en un pleno celebrado en la pedanía de La Guarda, en donde se dio por primera vez luz verde a las cuentas municipales.

Por otro lado, el presupuesto supone un incremento de casi 1 millón de euros con respecto al ejercicio anterior. Se cifra en 7.400.000 euros, por los 6.470.000 euros del 2018 y, como indica la concejal de Hacienda, María de los Ángeles Calvo, «podría definirse como muy social, inversor y progresista, y que sin lugar a duda mejorará las condiciones de vida de nuestros vecinos».

Dos aspectos que, como precisa Calvo, «demuestran nuestra sensibilidad con esta aldea y, en segundo lugar, porque se trata del presupuesto más ambicioso que haya aprobado nunca el Ayuntamiento de Campanario».

Y aunque el equipo de gobierno se congratulan de sacar adelante estas cuentas, lamentan que «las tres de las cinco concejalas del PP que asistieron al pleno votaran en contra y con su voto en contra dijeron no a todas las propuestas y objetivos marcados en el presupuesto».

Así, como recuerda Calvo, «dijeron no a la inversión como motor de crecimiento económico y creación de empleo». En este caso, se contemplan inversiones por valor de más de 2.750.000 euros, entre ellas, la finalización del centro cultural y la sala multideportiva, la reforma de la caseta municipal, la eliminación de la torreta eléctrica del Camino del Torruco, todas ellas actuaciones que los vecinos venían demandando en los últimos tiempos.

También «dijeron no al impulso que año tras año se viene dando a la economía con el desarrollo de las campañas de promoción del comercio y la restauración y, gracias a las ayudas para la rehabilitación de viviendas, a la dinamización del sector de la construcción».

Calvo apunta que con su voto en contra las ediles populares «dijeron no al fortalecimiento de las políticas sociales puestas en marcha por este gobierno socialista municipal». Entre ellas, por ejemplo, destaca la concesión de becas municipales para libros de texto y material escolar, el mantenimiento del servicio de ayuda a domicilio, la contratación de personas con discapacidad, la supresión de la tasa de recogida de basura o la concesión de ayudas municipales a la natalidad.

Asimismo, desde el gobierno lamentan que con su voto «dijeron no al fomento del empleo a través de las contrataciones con fondos propios, con más de un millón de euros consignados, las ayudas a la creación de empresas y las subvenciones a éstas para la contratación de desempleados».

Al tiempo, señalan que las ediles del PP también «dijeron no al fomento y la promoción de la cultura, el deporte y la educación y se opusieron al ahorro por la reducción de gastos de los cargos políticos; ahorro que se destinará a cubrir servicios municipales».

Calvo precisa que «el argumento esgrimido con mayor peso por el Partido Popular para emitir su voto en contra de todas estas medidas es la falta de tiempo para estudiar el expediente y nuestra opinión es que falta interés y faltan ideas y propuestas».

La concejala de Hacienda ha querido aclarar que «el presupuesto no aumenta en 2019 por una subida de impuestos, todo lo contrario». Explica que a pesar de la subida que hubo que practicar en 2011 «por la lamentable situación en la que se encontró el Ayuntamiento el nuevo gobierno socialista, a partir del año 2014 y siguientes fueron bajando impuestos como la contribución urbana y rústica, el Impuesto de Actividades Económicas, el impuesto de rodaje, se suprimió la tasa de basura y tampoco se paga tasa alguna por la reparación o mantenimiento de caminos públicos».

En este sentido, puntualiza que aumentan los ingresos en el presupuesto para este ejercicio «porque el alcalde y su equipo de gobierno trabajan para que a nuestro pueblo llegue dinero de la Junta de Extremadura y de la Diputación Provincial de Badajoz y esa es la realidad a pesar de que algunos quieran distorsionarla».

Finaliza Calvo señalando: «En definitiva, podemos decir que este gobierno ha gestionado durante casi 8 años este Ayuntamiento de forma eficaz, tenemos un ayuntamiento sin deuda, que paga a sus proveedores en plazo legal, cerrando los últimos ejercicios con superávit y siendo noticia en medios regionales por su gestión económica».