Componentes del grupo The Ritters. / HOY

El trío vocal The Ritters liga su nombre a Fidel Santana

Sus componentes, los hermanos Cano Santana, José Antonio y Fidel, y Andrés Ángel Blanco, han decidido cambiar el nombre.

REDACCIÓN HOY CAMPANARIO

La formación musical que surgió el pasado año en Campanario, llamada Sin Llaves, deja atrás su nombre por The Ritters, en homenaje a uno de los músicos más importantes que ha vivido en Campanario, Fidel Santana. Los hermanos Cano Santana, José Antonio y Fidel (nietos del desaparecido Fidel Santana), y Andrés Ángel.

Blanco, han decidido cambiar su etiqueta después de solo unos meses de iniciar su trayectoria. Según informan sus componentes, el motivo es la existencia de otro grupo musical con más años sobre los escenarios que los campanarienses, llamado con el mismo nombre y afincado en Chiclana de la Frontera.

«Aunque no hemos tenido ningún inconveniente hasta ahora con el nombre de Sin Llaves, creemos que a medio y largo plazo puede dar lugar a equívocos en las redes sociales y en las diversas plataformas donde nos movemos para darnos a conocer», afirma Santana.

Por consiguiente, una vez decididos a dejar atrás a Sin Llaves, el trío pensó que el nombre debía estar ligado a Fidel Santana, abuelo de José A. y Fidel y uno de las personas que más hizo por la música en esta localidad. Éste mismo decidió nombrar Ritter a la orquesta que lideró allá en los años 50 y 60 con otros músicos de Campanario, y que se encargó de amenizar con gran éxito los bailes y locales de la provincia. Su origen parece estar enlazado con el nombre de una tienda de música alemana.

«La Orquesta Ritter tuvo un nombre adelantado a su tiempo y creemos que ha envejecido de una forma excepcional. Un nombre que recordará a otras míticas bandas británicas y que creemos nos abrirá más puerta que Sin Llaves», asegura el grupo.

Así pues, Andrés Ángel, Fidel y «Santana» inician un nuevo año con un nuevo nombre y nuevos proyectos musicales, abiertos a llevar su peculiar estilo a lo más alto. Un estilo que mezcla sonidos pop, rock, flamenco e incluso música culta, con una trabajada polifonía de las voces. Cabe destacar que, a pesar del covid, el trío ha podido celebrar sus primeros conciertos.