La directora de la residencia 'Las Colmenillas', Belén Sánchez, junto a dos trabajadores en el jardín del centro / C.G.F.

La residencia de mayores 'Las Colmenillas' valora su trayectoria desde su inauguración

Han acogido a un total de 73 personas, puesto que ofrecen tanto plazas permanentes como estancias temporales

Celia García
CELIA GARCÍA

La residencia de mayores 'Las Colmenillas' de Campanario cumple ya casi un año y medio desde su inauguración y no podrían estar más contentos con su trayectoria.

Actualmente son unos 30 usuarios los que se alojan y viven en el centro, aunque desde que abrieron sus puertas han acogido a 73 personas, puesto que ofrecen tanto plazas permanentes como estancias temporales.

Mayores de Campanario, de Quintana de la Serena, Don Benito, Villanueva de la Serena, Miajadas, e incluso Peñalsordo, Cabeza del Buey, Casas de Don Pedro o Talarrubias.

Un centro que ofrece tanto residencias permanentes como la posibilidad de cuidados durante una enfermedad transitoria o una recuperación o rehabilitación. También disponen de la opción de estancias por días, puesto que, como explica su directora Belén Sánchez, a veces se da alguna circunstancia de que los familiares tienen que hacer un viaje y necesitan la tranquilidad de que sus mayores van a estar cuidados.

Una gran familia

La directora cuenta que son como una gran familia: «Hacen sus grupitos y pasan mucho tiempo juntos, en las mesas del comedor, en la sala de estar, en los paseos,… se les nota que se cogen cariño». Realizan actividades diarias como juegos, paseos, o si el día es tranquilo ven películas, programas de su época, misa en televisión por las mañanas, escuchan música en el hilo musical,…

Ahora mismo disponen de unos 16 trabajadores en plantilla: auxiliares, enfermería, administración, personal de limpieza y mantenimiento. Además, dan mucha importancia a la creación de trabajo en el pueblo, por ello todos los servicios externos contratados son de Campanario, tanto fisioterapia, como peluquería y podología, catering,…

Plazas inmediatas

Las instalaciones cuentan con habitaciones tanto compartidas como individuales, puesto que hay personas que prefieren habitaciones individuales para poder tener sus ratos de privacidad aunque hagan vida en el comedor o en el salón, y hay personas que prefieren compartir habitación porque les gusta estar acompañados en todo momento y se sienten más seguros. También tienen habitaciones dobles con mesa y sillones, más grandes, pensadas y habilitadas para matrimonios. Como anécdota, la de un matrimonio que se aloja en una de estas habitaciones porque la mujer se ha roto la cadera y necesita ciertos cuidados, y su marido ha querido alojarse allí con ella hasta que se recupere.

Lo que caracteriza al centro es la disponibilidad de plazas al instante, el poder tener una habitación y unos cuidados ante casos de necesidad como post operatorios o fracturas que requieren una serie de atenciones.

La covid19

Desde el pasado 8 de noviembre ya todos los mayores cuentan con la vacuna contra la gripe y la cuarta dosis contra el covid. Y es que el pasado mes de julio pasaron por un segundo brote en la residencia y lo pasaron bastante mal, puesto que tuvieron que cerrar el centro a los familiares y algunos usuarios fallecieron por la enfermedad: «Somos una familia, aunque seamos trabajadores, para mí son como mis abuelos, y fueron unos días en los que lo pasamos muy mal», recuerda Belén.