La procesión del Resucitado pone el broche a la Semana Santa en Campanario

Momento del encuentro en la mañana de este Domingo de Resurrección. /A. C.
Momento del encuentro en la mañana de este Domingo de Resurrección. / A. C.

Tanto el Cristo como la Virgen estrenaron andas renovadas tras su restauración

Fran Horrillo
FRAN HORRILLO

La Plaza del Carmen ha acogido en la mañana del Domingo de Resurrección la Procesión del Resucitado. Se trataba la última de las procesiones con la que se ha puesto el broche a una Semana Santa de Campanario, en la que la lluvia ha sido protagonista, pues ha impedido el normal desarrollo de varios desfiles procesionales.

Esta mañana ha tenido lugar el encuentro del Cristo Resucitado y de la Virgen del Buen Suceso junto a la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción. Ambos pasos, además, estrenaban andas renovadas, tras la restauración costeada por la Hermandad de la Virgen de los Dolores, que es la que se encarga de organizar esta última procesión.

Como marca la tradición, el Cristo Resucitado ha sido portado por hombres, y ha corrido al encuentro de la Virgen, llevada por mujeres. Una vez frente a frente los portadores de ambos han mostrado la alegría de la Resurrección con el vaivén de ambas imágenes.