Asistentes al izado de la Bandera Azul en la Playa de Campanario. / sol gómez

La Playa de Campanario ya disfruta de su Bandera Azul

Desde hoy cuenta con servicio de dos socorristas que vigilarán la zona todos los días de la semana.

Soledad Gómez
SOLEDAD GÓMEZ

Pasadas las 12.30 horas de este viernes la zona de aparcamiento que da acceso a la Playa de Campanario se convertía en el lugar más candente de la comarca. Y solo por las altas temperaturas, sino por que allí se vivía uno de los momentos más importantes para el municipio, desde el punto de vista turístico.

Quienes allí estaban presentes, pudieron presenciar el bonito momento en el que la Bandera Azul ha sido izada y ha empezado a ondear entre la de Extremadura y España. Fue concedida en el mes de mayo por parte de Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor (ADEAC).

Desde hoy, todos los que acudan a esta Playa de Campanario, ubicada en el pantano de Orellana, sabrán que están en un lugar donde prima la calidad de sus aguas, de sus intalaciones y del servicio que se ofrece. Han sido muchos años de esfuerzo y de espera que, finalmente, se han visto recompensados. Así lo piensa el alcalde de Campanario, Elías López, quien destacó durante su intervención los largos trámites seguidos hasta obtener el ansiado distintitvo «que por fin ha llegado, y hoy tenemos una de las playas más coquetas de Extremadura».

López ha pedido que «sintamos esto como algo nuestro, de todos», a la vez que ha reconocido que el verdadero reto comienza ahora, «que es mantener año tras año el distintivo, conservando las instalaciones limpias, así como los espacios para poder proteger las especies y que hagamos buen uso de ellas, aunque no me cabe duda de que será así».

Además, el primer edil campanariense ha insistido en que la Bandera Azul se debe fomentar y se debe seguir creciendo con más infraestructuras «por lo que me tendréis ahí llamando a las puertas de las diferentes consejerías y direcciones generales para seguir creciendo», ha concluido.

Un grupo de campanarienses asistieron al acto (arriba). Izado de la Bandera Azul (derecha). Pasarela para acceso de embarcaciones (izquierda). / S. GÓMEZ

Por su parte, el director general de Turismo de la Junta de Extremadura, Francisco Martín Simón, ha recordado cuando en la anterior legislatura tuvo una reunión en Mérida con el Alcalde donde le habló «de este sueño que hoy se ha cumplido, y que como todo sueño y todo proyecto importante necesita trabajo, pasión, inversión y hay que pelear por ello». En este sentido, ha señalado que Campanario se suma a la «vanguardia» de Extremadura y de España en aguas azules continentales.

Además, ha pedido a los vecinos que se sientan orgullosos de formar parte de las ocho banderas azules de la región. «Hoy el color que va a ondear es el azul, el color que nos compromete con la calidad del agua, con la sostenibilidad turística, con la seguridad de sus instalaciones», ha añadido.

Martín Simón ha dicho que las playas con Bandera Azul «salvan vidas», por lo que ha puesto en valor la presencia que habrá en la playa de dos socorristas, «por si ocurre cualquier indicente, y eso es muy importante la seguridad».

El compromiso es doble por partde de la Junta de Extremadura y la Dirección general de Turismo, y es seguir apoyando a los Alcaldes, «sean del color que sean, porque aquí no hay colores, solo nos importa el azul».

Finalmente, de cara al 2023 y 2024 la ambición y el reto es llegar a más banderas azules en Extremadura, para que en el resto de España sepan que aquí se puede pasar un día de playa «seguras, con aguas excelentes y donde se come muy bien».

Esto es un examen que hay que pasar cada año, ha concluido, por lo que «cuiden las instalaciones y mantengan limpias las aguas, porque hay que querer a esta Bandera Azul, que nos compromete con la calidad del agua».

Tras izar la bandera ha sonado una jota campanariense, con la que el director general de Turismo se ha animado a bailar con una vecina, animando el alegre momento.

Zona de restauración en la Playa de Campanario. / S. GÓMEZ

Instalaciones

Posteriormente, han visitado la zona de playa, acompañados por varios alcaldes de la zona, entre ellos los de Orellana la Vieja, Orellana de la Sierra y Enterríos.

En la playa se ha instalado nueva cartelería y se han colocado dos pasarelas de madera para permitir la entrada de embarcaciones no motorizadas a la zona de agua. El mantenimiento de estas infraestructuras ha sido realizado por Ingenatura.

Por último, cabe recordar que la Playa de Campanario cuenta ya con el servicio de restauración abierto todos los días de la semana a partir de las once de la mañana hasta la una de la madrugada.