Un técnico aplica el tratamiento a las palmera. / AC

Las palmeras que tienen picudo rojo están siendo saneadas

Estos tratamientos, que deben realizarse de forma periódica, va a suponer un desembolso de unos 10.000 euros.

Soledad Gómez
SOLEDAD GÓMEZ

El picudo rojo es un escarabajo que está haciendo un gran destrozo en todo tipo de palmeras pero, sobre todo, está acabando con la variedad de palmera Canariensis. Es el caso de algunos de estos árboles de Campanario, que se están viendo gravemente afectados. Por ello, el Ayuntamiento ha buscado asesoramiento de los técnicos en la materia que recomiendan cortar aquellas palmeras que ya están afectadas, sin posibilidades de recuperación», explican desde el consistorio. Por otro lado, han recomendado actuar sobre aquellas que aún no están dañadas por el escarabajo.

Por ello desde el Ayuntamiento se ha iniciado un tratamiento de forma experimental que se aplicará sobre las palmeras situadas en la Avenida de los Emigrantes y en la rotonda de la Virgen de Piedraescrita. Consiste en un tratamiento combinado de endoterapia, mediante inyecciones en el interior de la palmera, que no provocan ningún tipo de emisiones al medio ambiente. Además, se aplicarán duchas foliares sobre el punto de crecimiento en el centro del tronco, que es donde se localiza la larva del escarabajo. Se persigue con ello una doble función: curativa y preventiva.

Estos tratamientos, que deben realizarse de forma periódica, suponen un importante esfuerzo económico para el Ayuntamiento, señalan, tanto por el coste de los productos a aplicar como por la mano de obra especializada que se necesita. Una actuación que va a suponer un desembolso de unos 10.000 euros.