Las imágenes de la Virgen de los Dolores y el Resucitado. / HOY

Manuela Calderón anima a vivir una Semana Santa bajo la esperanza del encuentro con nuestros seres queridos

Esta miembro de la Hermandad de Nuestra Señora de los Dolores protagoniza el discurso de bienvenida que recoge el programa de actos de Semana Santa.

Soledad Gómez
SOLEDAD GÓMEZ

«Al llegar la Semana Santa, detenemos el paso y nos disponemos a preparar nuestro espíritu para sintonizar interiormente con las fiestas centrales de nuestra fe». Así comienzan las líneas de bienvenida que Manuela Calderón Gallardo, de la Hermandad de Nuestra Señora de los Dolores, dedica en la apertura del programa de la Semana Santa de Campanario.

En la Semana Santa, insiste, tanto en las celebraciones litúrgicas como en las escenas de los Pasos Procesionales, «podemos hacer memoria, contemplar y aprender de Cristo para llegar a tener entre nosotros sus mismos sentimientos».

Calderón Gallardo pide que aprendamos de Él, de Jesús, que ante el daño que le hicieron no devolvió mal con mal, sino que perdonó.

Esta Hermana campanariense prosigue su discurso recordando la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo, que deben servirnos de ejemplo de cómo la entrega y la solidaridad pueden y deben ser «el camino para reponernos ante situaciones inesperadas y críticas como esta que empezamos lentamente a dejar atrás».

Por el contrario, propone profundizar en ese ejemplo, y en el momento que nos ha tocado vivir, con generosidad, y darnos cuenta de que las pequeñas o grandes cosas que nos suceden cada día podemos superarlas con esperanza, «con la misma esperanza que mostró María cuando veía sufrir a su Hijo o el propio Jesús cuando estaba ante su Cruz».

Este año volveremos a salir a la calle con nuestras imágenes a hombros, con nuestra Banda Municipal de Música resonando y por fin volveremos a vivir lo que tanto hemos deseado, dice esperanzada en sus líneas. «Volveremos a vestir nuestras calles de colores cofrades, de olor a incienso y cera, de sentimientos encontrados y de un gran grupo de personas que quieren compartir con todos lo que es su pasión», añade.

Finalmente, Manuela Calderón anima a vivir una Semana Santa bajo la esperanza del encuentro con nuestros seres queridos y con el recuerdo a los que ya no están. También, pide que acompañemos a quienes el dolor tiene hundidos, pidiendo para ellos fe y esperanza, «y tengamos la certeza de que juntos hacemos Semana Santa».