Un grupo de encapuchados asalta varios negocios y naves en la misma madrugada

Los ladrones forzaron la reja de la entrada al mesón y arrancaron la cerradura de la puerta. /HOY
Los ladrones forzaron la reja de la entrada al mesón y arrancaron la cerradura de la puerta. / HOY

En un taller de chapa y pintura han robado un vehículo con el que se han dado a la fuga

Soledad Gómez
SOLEDAD GÓMEZ

La comarca de La Serena ha vuelto a sufrir una nueva oleada de robos, siendo Campanario una de las localidades más afectadas, con al menos cuatro robos en una misma noche, según ha confirmado la Guardia Civil.

Los hechos se han producido durante la pasada madrugada, del domingo al lunes, cuando los ladrones han forzado la entrada de varias empresas y naves agrícolas del municipio.

Uno de los afectados es un taller de chapa y pintura ubicado en la carretera de Villanueva de la Serena, donde los autores del robo han sustraído un coche de alta gama que se encontraba para ser reparado y con el que se han dado a la fuga.

Los responsables del taller aseguran que han intentado llevarse algún otro vehículo, aunque no lo habrían conseguido. Los responsables del taller han manifestado que al llegar lo han encontrado todo revuelto y tirado por el suelo «tanto en el taller como en la oficina».

En este caso, los autores del robo han accedido al interior desactivando primero el suministro eléctrico para bloquear las cámaras de seguridad y realizando, posteriormente, un agujero a través del techo de la nave. Sin embargo, dada la altura del edificio, habrían desistido y optado por forzar la puerta de entrada con una palanca.

Al parecer, dicha herramienta habría sido sustraída previamente en una nave agrícola que se encuentra próxima, y a la que han entrado arrancando las rejas de una de las ventanas. De este lugar se han llevado bidones con gasoil agrícola. Su dueño ha asegurado que los intrusos han intentado llevarse un vehículo que había en el interior, «ya que estaba revuelta la guantera y el maletero en busca de la llave que no han encontrado».

Otro de los negocios que ha sufrido la visita de los delincuentes ha sido un mesón situado en la carretera de Castuera, y cuyo dueño ha manifestado con desesperación que es «al menos la octava vez» que sufre un robo. En este caso, han accedido al interior forzando la reja que protege la entrada principal y después arrancando la cerradura de la puerta de madera.

En este caso, se han apropiado del dinero que había en la máquina tragaperras «además de los numerosos destrozos que han causado dentro del bar», se ha lamentado el dueño del establecimiento.

Por último, otro de los locales que visitaron en la misma noche los ladrones es una nave de una empresa de tapizados.

CUATRO ENCAPUCHADOS

En principio, y según han manifestado algunos testigos a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, los autores de los robos serían cuatro encapuchados, y los hechos se habrían producido entre las dos y las tres de la madrugada.

Asimismo, fuentes de la Policía Local han señalado que estas personas podrían estar relacionadas con el intento de asalto que tuvo lugar el pasado mes de septiembre en uno de los estancos de Campanario. En aquel hecho, los asaltantes desistieron del robo al ser sorprendidos por uno de los dueños de la tienda.

Desde la jefatura de Policía Local se pide que no se cree una alarma social con este tipo de hechos «puntuales», que están siendo investigados «con todas las medidas al alcance», para lograr la detención de los autores.

COCHE ROBADO

Por otro lado, en las traseras de una de las naves asaltadas ha sido encontrado un vehículo del que constaba una denuncia por robo el pasado viernes en la localidad de Fuente del Maestre. Al parecer, los cacos habrían llegado a Campanario en este coche, un Ford Focus de color negro, que ha sido abandonado posteriormente para huir en el turismo robado en el taller de chapa y pintura.

La Guardia Civil se ha hecho cargo de la investigación y durante el día dha estado recabando información y pruebas para poder esclarecer lo ocurrido.

Los propietarios de todos los establecimientos asaltados han manifestado «malestar e «impotencia» ante estos hechos, y han pedido que se aumenten los efectivos policiales, así como la vigilancia en el municipio, especialmente en horario nocturno.

Recordamos que el ayuntamiento de Campanario tiene abierto un proceso de oposición para cubrir dos plazas de Policía Local que todavía está en curso.

Aún así, desde el Ayuntamiento han manifestado que el problema principal «no es tanto la falta de efectivos» si no el aumento del número de robos durante estos últimos meses, que se ha intensificado en toda la comarca.

Igualmente, la pasada madrugada, otros pueblos de la zona también han sido objeto de este tipo de sucesos.