Las plamas y los ramos de olivo portados por niños y jóvenes acompañaron la procesión. / PROTECH RPS

El Domingo de Ramos llenó las calles de Campanario en el arranque de la Semana Santa más deseada

El itinerario de la procesión ha discurrido por la plaza de España, calle Real, Piedraescrita, plaza de Jesús y plaza de la Soledad, donde se ha celebrado la eucaristía.

Soledad Gómez
SOLEDAD GÓMEZ

Era la procesión más esperada. Tras dos años poder celebrar desfiles procesionales durante la Semana Santa, el Domingo de Ramos ha abierto la puerta a este tipo de demostraciones de fe y devoción por las calles de Campanario. Así, la Entrada Triunfal de Jesús en Jerusalén, de la Hermandad del Santísimo Cristo de la Expiación y María Santísima de la Victoria, ha sido acompañada en su recorrido por cientos de vecinos que han hecho de este un día lleno de emoción, alegría y esperanza.

Momentos antes se colocaron los ramos de olivo en la puerta principal de la Parroquia y se vendieron las palmas de solapa, bendecidas a la salida de la imagen.

El itinerario de la procesión de la 'Burrita' ha discurrido por la plaza de España, calle Real, Piedraescrita, plaza de Jesús y plaza de la Soledad, donde se ha celebrado la eucaristía.

Para ello, la Hermandad colocó algo más de 500 sillas para que la mayoría de los asistentes pudieran estar toda la celebración sentados. Además, han sido muchos los que han seguido el recorrido desde balcones y ventanas, en una situación privilegiada, en un día luminoso.

Cientos de campanarienses acompañaron el paso en el Domingo de Ramos. / HERMANDAD EXPIACIÓN

Tras la misa, la imagen, acompañada por los fieles, se recogió en la ermita de los Mártires, cerrando así una jornada de Semana Santa que no ha defraudado, sabiendo estar a la altura de las circunstancias.