Once inicial del Campanario en el partido frente al Gévora. / CFC

Una nueva oportunidad para el Campa como premio por ser el campeón de la liga regular

El equipo se ve con ganas y fuerza para poder voltear el marcador y pasar la eliminatoria.

FRANCISCO JAVIER JIMÉNEZ

El Campa afronta los cuartos de la fase de ascenso a Tercera RFEF, visitando en la ida al C. D. Gévora. Una nueva oportunidad para el equipo rojillo como premio por ser el campeón de la liga regular.

Los rojillos salieron con Mario, Ñete, Jhoan, Cassama (Álvaro), Antonio, Miguelito, Tena, Víctor (Sani), Luismi, Cabanillas (King) y David (Riaño).

El choque comenzó con frío por lo que había en juego y ninguno de los dos conjuntos querían arriesgar maás de la cuenta y encajar gol. No obstante, los locales, con el aliento de su afición, comenzaron a acercarse, pero sin mucho peligro.

Tras los primeros 15 minutos, el Campa se asetó y comenzó a generar buen juego, llegando en algunas ocasiones mediante centros por parte Miguelito, muy destacado en la primera parte. En estas, apareció la figura del portero gevoreño que sacó dos remates a bocajarro.

El pitido del descanso fue un alivio para los locales que salvaron un marcador en contra.

La segunda parte, comenzó como la primera, con los primeros compases siendo de tanteo y sin apenas trenzar pases que llegasen a buen puerto.

Sin embargo, es de un disparo, que a priori parecía fácil de blocar, cuando se adelantaron los locales, tras recoger el rechace del portero.

Tras el 1-0 volvieron los fantasmas de la eliminatoria anterior. Fidel intentó reaccionar con los cambios, pero el Campa noqueado, no consiguió despertar y encajar el segundo, en menos de 10 minutos. Tras un desplazamiento largo, al que Mario dudó si salir, hizo que el delantero tuviera tiempo para elevar el balón por encima del guardameta rojillo.

Otro jarro de agua fría, que mal encajaron los jugadores y casi les cae el tercero, lo que hubiera sido una distancia en el marcador demasiado grande para poder darle la vuelta en el partido del próximo domingo.

El pitido final, cerró un encuentro agrio para todos aquellos que se desplazaron a ver al Campa.

Por otra parte, el equipo se ve con ganas y fuerza para poder voltear el marcador y pasar la eliminatoria. La cita es el 8 de mayo a las 12.00 horas en el Municipal El Ejido.