El Campa antes del arranque del encuentro ante el Gévora. / CFC

El Campanario se queda sin el premio del ascenso tras una temporada de mérito

Un jarro de agua fría que empaña la gran temporada que ha cosechado el C.F. Campanario, consiguiendo por primera vez en su historia ser campeón del grupo.

FRANCISCO JAVIER JIMÉNEZ

Tras el 2-0 conseguido por el C.D. Gévora en el partido de ida, el Campa no consiguió voltear la eliminatoria, es más, consiguió el peor resultado de toda la temporada, perdiendo en casa por 0-3.

La mañana del domingo comenzó esperanzadora con algunos aficionados recibiendo al equipo en su llegada al Ejido.

Para el encuentro, Fidel elige a Jerry, Loren, Ñete (Andoni), Barquero (Luismi), Miguelito, Jhoan, David (King), Víctor (Cabanillas), Álvaro, Abel y Riaño (Tena).

La idea inicial pasaba por no encajar y al comienzo del partido, no se arriesgó en ninguno de los dos bandos, pero es en un desajuste cuando el delantero visitante caza un balón al espacio y hace el 0-1.

Otro mazazo. A remar aún más contracorriente, 70 minutos para conseguir tres goles.

Desafío muy grande, sobre todo viendo el fútbol que se realizó durante la primera parte que finalizó casi sin llegadas locales.

Con el golpe encajado, el Campa afrontó los posibles últimos 45 minutos de la temporada. Durante el descanso se ajustaron algunos detalles.

Con la reanudación del encuentro, el Campa salió a por todas, pero con más corazón que fútbol.

Volcados en campo contrario, y a por todas, el equipo Gevorense remató el encuentro tras beneficiarse de un fallo en la defensa rojilla, 0-2.

Desde este momento, el C.F. Campanario a merced del rival, intenta hacer el gol del honor, pero se encuentra con el tercero en contra, lo que hace que algunos aficionados comiencen a abandonar el estadio.

El pitido final, un alivio para los jugadores locales, y el estallido de felicidad de jugadores, cuerpo técnico y afición del C.D. Gévora, que en esta eliminatoria ha superado notablemente al C.F. Campanario.

Un jarro de agua fría que empaña la gran temporada que ha cosechado el C.F. Campanario, consiguiendo por primera vez en su historia ser campeón del grupo.