Plantilla del Campanario en el partido de pretemporada con la UD La Cruz Villanovense. / cfc

El Campanario promete dar el mejor espectáculo en el arranque liguero

La temporada comienza con la marcha de Kiko, y las bajas por lesiones de Elías, Abel y Goyo

Soledad Gómez
SOLEDAD GÓMEZ

La Primera División Extremeña se le queda pequeña al Campanario y así lo van a demostrar esta nueva temporada, con fuerzas renovadas tras un año muy intenso y una pretemporada donde han acumulado muchas ganas de juego. Es justo el que les ha robado el coronavirus.

A consecuencia del cierre perimetral del municipio, no han podido disputar cuatro de los ocho partidos amistosos que había programado. Eso no ha hecho que el Campa se detenga y ha sabido sacarle partido. El técnico rojillo ha sufrido el tener que cancelar encuentros porque no se podía salir o entrar del municipio, ya que muchos de los jugadores no contaban con la doble dosis de la vacuna, que era uno de los requisitos para obtener la libre circulación. Por ello, Fidel F. Caballero, optó por jugar los días previstos pero casi en familia « es lo que te permite el tener una plantilla amplia, y hemos seguido cumpliendo con la planificación que teníamos», ha dicho.

Y las sensaciones ante el arranque liguero son «muy buenas», asegura, ya que el primer encuentro amistoso, el triangular entre el Villanovense y el Moralo fue muy bien, jugando 45 minutos con cada uno y manteniendo el marcador a cero. En los dos enfrentamientos con el Athletic Valle, el primero se salgó con victoria y el segundo el entrenador no volvió con las mejores sensaciones, pero eso no ha hecho que pierda ni ápice de confianza en su equipo. Lo mismo que ocurrió al enfrentarse a la Cruz Villanovense División de Honor, al que vencieron 2-1.

Las dos últimas semanas, tras las merecidas vacaciones de muchos de sus jugadores, la plantilla está al completo, «y creo que cuento con los mejores», afirma Fidel, al tiempo que se muestra muy contento con los nuevos fichajes hechos durante el verano. «He fichado lo que quería y a otros no los he podido traer por la distancia, pero mi objetivo es seguir manteniendo el bloque de jugadores, de grandes deportistas y mejores personas». Eso es lo que hace a este equipo grande, muy grande. Donde consiguen mover el balón no solo con el pie, sino también con el corazón.

PRIMER PARTIDO

El arranque liguero tiene lugar este domingo fuera de casa frente al Monterrubio, un equipo peleón y complicado en casa, ha vaticinado el entrenador, «pero ante el que estamos dispuestos a arrebatar los tres puntos».

El comienzo será con la retirada hace unos días de Kiko, que anunciaba que se marchaba del club «por decisión propia y sin ningún rencor hacia nadie». Aunque asegura que le ha sorprendido la decisión, Fidel señala que esa posición está bien reforzada y no afectará a la plantilla. Asimismo, causan baja por lesiones, Elías, Abel y Goyo.