Once inicial en el partido disputado este domingo. / CFC

El Campanario se consolida como líder del grupo en solitario tras vencer al Cabeza del Buey

Fidel F. supo reconducir el partido tras el paso por vestuarios, realizando dos cambios que tornaron la cara del equipo.

FRANCISCO JAVIER JIMÉNEZ
FRANCISCO JAVIER JIMÉNEZ

Nueva jornada de la 1ª Extremeña que enfrenta a los líderes del grupo. El C.F. Campanaro en la que han recibido al C. D. Cabeza del Buey, empatados a puntos en lo más alto de la clasificación.

El partido prometía espectáculo pero duró hasta el pitido inical donde los dos equipos se respetaron mucho y apenas fluyó el juego para ninguno de los dos contricantes. No obstante fue el equipo visitante quien se adelantó en el marcador a falta de dos minutos para el descanso. Una primera parte descafeinada, pero otra vez, Fidel F. supo reconducir el partido tras el paso por vestuarios, realizando dos cambios que tornaron la cara del equipo.

Pronto se notó el cambio de actitud de los locales, que se hicieron con el dominio del balón y se volcaron al ataque.

Así fue tras una buena jugada por banda, cuando Álvaro Díaz recibió falta justo cuando iba a lanzar en la frontal del área, y Barquero se encargó de transformarla en gol, con toque sutil por encima de barrera.

El Campa, lejos de levantar el pie del acelerador, siguió acumulando ocasiones de peligro.

En los últimos minutos, Fidel decide dar la oportunidad a Javi Riaño, que debutaría esta temporada tras una larga lesión. Dos minutos le hicieron falta al delantero rojillo para introducir el balón en la portería, la primera vez que participa en el juego.

Con esta victoria el Campanario se consolida como líder del grupo en solitario y se reafirma como claro candidato para disputar los puestos altos de la tabla.