Aspecto de la calle Magacela tras una tromba de agua. / HOY

El Ayuntamiento dará solución a las inundaciones de la calle Magacela con una inversión de 177.000 euros

Además, se remodelará y mejorará la accesibilidad de las calles Parador y Hernán Cortés.

Soledad Gómez
SOLEDAD GÓMEZ

Tras años de reivindicaciones vecinales para dar una solución al problema de inundaciones en la calle Magacela, el Ayuntamiento ha anunciado que se van a destionar 177.000 euros para evitar dicha situación cuando hay fuertes lluvias.

Según informa el consistorio, esta actuación se enmarca dentro del proyecto presentado por el Ayuntamiento al Programa AEPSA 2022-2023, en el que han trabajado los técnicos de la Diputación de Badajoz para elaborar una memoria previa.

En base a dicha memoria, el consistorio ha podido presentar estas mejoras que se centran, por una parte en dar una solución a los problemas de inundabilidad en varias calles de Campanario, entre ellas la Calle Magacela. Y por otro lado, se remodelará y mejorará la accesibilidad de las calles Parador y Hernán Cortés.

Así mismo, todas estas actuaciones cuentan con la aprobación del SEPE, requisito indispensable para dar luz verde a este proyecto. En este sentido, se concede una subvención por un importe de 157.000 euros con el que se sufragarán los costes salariales de los trabajadores.

Interés social

De igual manera, el alcalde, Elías López, ha destacado el gran interés social del proyecto, ya que genera empleo en el municipio, «y al mismo tiempo contaremos con mejores infraestructuras en nuestro pueblo».

Igualmente, López manifiesta la satisfacción para el equipo de gobierno, por poder dar solución a problemas de accesibilidad o poner fin a los problemas del agua en la Calle Magacela, «ya que me consta que la vecindad dormirá mucho más tranquila y nosotros también».

Calle Magacela

Concretamente, cabe destacar que en la actuación que se va a realizar en la Calle Magacela y un tramo del Paseo de Extremadura se invertirán un total de 177.000 euros, que irán destinados a costes salariales y de materiales. La finalidad es resolver los problemas de inundabilidad en esta zona, por la insuficiente capacidad de la red de saneamiento en época de lluvias. Además, también se procederá a actuar en trazados fuera de la vía pública, al estar discurriendo bajo parcelas particulares.

La primera actuación consistirá en un corte del pavimento mediante serrado con máquina de disco demolición de obra de fábrica de hormigón con retirada del material resultante, según publica el consistorio.

En la segunda actuación, se procederá a la excavación en zanja con empleo de martillo neumático, rellenos, entibación, etc.

Posteriormente, se colocará el colector de saneamiento de PP/PE de 630 mm de diámetro sobre caja de arena de 10 cm de espesor, y se colocarán pozos, acometidas e imbornales.

Finalmente, se recurrirá a la reposición de soleras, bordillos y pavimento en general.

El consistorio recuerda las últimas obras realizadas en calles del municipio, atendiendo a las demandas vecinales, como son la calle Los Benítez y Avda. de la Constitución, calle Carrera, Espronceda y Reyes Huertas.