La asociación SOS Animales de Campanario deja de recoger perros y gatos abandonados

Popi, una de las gatas acogidas por SOS Animales de Campanario recientemente. /
Popi, una de las gatas acogidas por SOS Animales de Campanario recientemente.

El colectivo, que desde 2013 ha rescatado de la calle a 139 perros y 54 gatos, asegura que no tiene lugar para poder acoger a estos animales

Fran Horrillo
FRAN HORRILLO

La asociación SOS Animales de Campanario anunciaba esta semana, a través de su Facebook, que desde el 11 de junio deja de recoger animales abandonados en Campanario hasta nuevo aviso.

SOS Animales de Campanario aclara que «en un principio nuestra asociación se creó en diciembre de 2013 para concienciar a nuestra población en el buen trato animal y para denunciar las situaciones de maltrato que sucedían y suceden en nuestro municipio».

Pero, como añaden, «poco a poco empezamos a recoger animales abandonados y a proporcionarlos un hogar, y lo que al principio eran casos puntuales derivó en una rutina, al incrementarse el número de recogidas hasta llegar a cifras importantes». Como se recuerda, desde que empezaron hasta el 10 de junio de este año «llevamos sacados de la calle a 139 perros y 54 gatos».

Solo desde enero la asociación ha recogido 26 perros y 16 gatos. «Si tenemos en cuenta que solo una persona se encarga de los cuidados, viajes, tratamientos, citas veterinarias, acogimiento, recogida, cría… de todos estos animales, os daréis cuenta que es imposible seguir a este nivel de recogidas».

Desde el punto de vista económico la situación se reconoce que «también es insostenible; pues el Ayuntamiento cubre una cuarta parte del gasto que supone realizar nuestro trabajo y siempre son las mismas personas las que responden a nuestros llamamientos».

SOS Animales de Campanario deja claro que no disponen de un lugar para recoger a estos animales y «una sola casa de acogida en un pueblo con casi 5.000 habitantes «es insuficiente».

En su comunicado, se apunta que para que la asociación siga trabajando sería necesario más casas de acogida, más socios, más personas dispuestas a trabajar por y para los animales de una forma totalmente altruista y mayor colaboración; humana y económica.

«Si nadie se ofrece para nada de lo anteriormente expuesto la asociación cerrará sus puertas y solo nos dedicaremos a realizar campañas de concienciación y a denunciar los casos de maltrato y abandono en nuestro municipio», puntualizan.

Y añade: «A partir de ahora no queremos recibir llamadas pidiendo ayuda para rescates si no que por una vez nos gustaría recibir llamadas para ofrecernos ayuda. Si no es así lo que por ahora es un «hasta nuevo aviso» será un «hasta nunca» y los perros y gatos abandonados en nuestro municipio quedarán desamparados, ya que deambularán por las calles de nuestro pueblo o terminarán sacrificados en perreras».

La publicación realizada en el perfil de Facebook de SOS Animales de Campanario ha generado numerosas reacciones y varios ciudadanos a título particular se han ofrecido a colaborar, pero de momento la decisión de la asociación parece que no tiene marcha atrás.