El Centro de Consumo de la Mancomunidad ha tramitado desde el 2012 hasta la fecha en Campanario 39 expedientes

La mayor parte de las quejas de los consumidores se centran en las telecomunicaciones y facturación de electricidad

Técnicos del Centro de Consumo de la Mancomunidad La Serena-Vegas Altas, en su sede en Villanueva. FOTO: CEDIDA
CONSUMO

El Consorcio Extremeño de Información al Consumidor, desde su Centro Mancomunado de Consumo La Serena Vegas Altas, atendido por Ricardo Santisteban Moreno y María Isabel Mateos Pizarro continúa realizando las labores de formación e información a los consumidores y atendiendo las quejas, consultas y reclamaciones que se plantean en las distintas localidades de la Mancomunidad, entre las cuales se encuentra Campanario, municipio al cual se desplazan un jueves al mes.

Los técnicos del Consorcio informan que en esta localidad siguen manteniendo un elevado número de reclamaciones en materia de telecomunicaciones y electricidad.

Además, son muchos los consumidores que reclaman por la calidad de la energía y por los problemas con la facturación.

En concreto, los técnicos indican que en Campanario se han tramitado desde el 2012 hasta ahora 39 expedientes, la mayoría en relación a telecomunicaciones, electricidad y seguros.

En este sentido, se apunta desde este centro que se ha notado un incremento en las reclamaciones relacionadas con las aseguradoras, sobre la tramitación de siniestros, pago de primas, devoluciones... así como las reclamaciones frente a entidades bancarias por incremento de comisiones, obligaciones preferentes, deuda subordinada y las "cláusulas suelo de las hipotecas.

Continúan atendiéndose asimismo, reclamaciones por servicios técnicos, revisiones de gas, garantías, etc.

Junto a la tramitación de éstas reclamaciones y consultas se lleva a cabo un trabajo de formación e información al consumidor destinado a dar a conocer los derechos que como consumidores tienen los ciudadanos, para cumplir este objetivo se programan charlas destinadas a informar a la población en general (nueva facturación eléctrica) y a los colectivos más vulnerables en particular, como las que se han llevado en la localidad de Campanario destinadas a las personas mayores para prevenir los fraudes más frecuentes, informarles sobre las revisiones del gas o sobre las ventajas del uso del teléfono móvil.

También se realiza formación con otros colectivos como jóvenes y niños para una educación en consumo responsable y saludable.