Inmerecida derrota del Campanario ante el líder Valdivia (0-1)

Un gol a falta de diez minutos para el final echó por tierra el buen trabajo defensivo de los campanarienses

Once inicial del Campanario en un partido de esta temporada.
DEPORTES

El Campanario dio la cara ante el líder, el Valdivia, pero de nuevo acabó cayendo en casa. Al final, derrota inmerecida por 0-1 que hunde al conjunto campanariense en el farolillo rojo del grupo 2 de la Regional Preferente y que  afianza más a los valdivianos en el liderato.

El Campanario salió con Alberto bajo palos; los laterales para Chinales y Berru,  con Pedro y Nando en el centro de la zaga, centro campo para Tony,  Chema y Tena, bandas para David y Balín y como hombre más adelantado en punta, Fidel.

El partido comenzó bien para el Campanario, que salió muy bien plantado sobre el terreno de juego, tapando todos los huecos, mientras que el Valdivia sólo la tocaba atrás y desplazaba mucho el balón de un lado al otro pero sin llegar a tener peligro.

De hecho, en la primera mitad no hubo muchas llegadas claras a portería, ya que el centro campo lo dominaban los locales. Y con empate sin goles se llegó al descanso.

La segunda parte comenzó con el mismo planteamiento para el Campanario de quedar la puerta a cero. El técnico campanariense Juan Guareña introdujo un par de cambios con los que trató de echar al equipo arriba. Por un lado, Víctor entró por Balín en el minuto 55 y cinco minutos más tarde Rufo entraba por David.

Con estos cambios el Campanario se fue al ataque pero en el minuto 35 llegó el golazo de Manu Vivas para el Valdivia, merced a un tiro lejano, el balón hizo un extraño y se alojó en el fondo de las mallas.

El Campanario tras el gol lo siguió intentando y, de hecho, tuvo alguna ocasión pero, como sucedió en jornadas anteriores, no hubo suerte de cara a portería. Además, los locales también reclamaron un penalti que no pitó el colegiado, ya que entendían que un jugador visitante se la llevó con la mano. Y con esto se llegó al final del partido y se consumó una nueva derrota.

Como conclusión cabe destacar que fue un gran partido en el aspecto defensivo de todo el equipo. De hecho, su jugador Pedro Gallardo está convencido que "si jugamos así todos los partidos perderemos muy pocos y esta vez no merecimos la derrota, pero el fútbol es así de injusto. ¡Vamos Campa que de ahí salimos, ánimo!".