El centro de ocio acoge el 13 de julio proyecciones de actuaciones flamencas

En concreto, se proyectarán vídeos de recitales de dos genios flamencos, como Fosforito y Bambino

Momento de la conferencia flamenca de Francisco Zambrano del pasado mes de junio en Campanario. FOTO: CEDIDA
CULTURA

La Peña Flamenca 'Duende y Pureza-Pepe El Molinero' de Campanario no para en su actividad, y para este mes de julio prepara un acto que tendrá lugar en el centro de ocio de la localidad.
En concreto, en el calendario de actividades programadas por la peña local, destacar el viernes 13 de julio se proyectarán varios vídeos de distintas actuaciones de dos auténticos genios del flamenco: Fosforito y Bambino. Será en el centro de ocio, a las nueve y media de la noche, y la entrada es libre.
Cabe recordar que el pasado 15 de junio se celebró en los salones de la Piscina Municipal de Campanario una nueva actividad flamenca que llevaba por título 'Extremadura Flamenca', consistente en una conferencia a cargo del flamencólogo Francisco Zambrano Vázquez, dentro del Ciclo 'Pasión por el flamenco' que lleva a cabo la Diputación de Badajoz. Un acto en el que colaboraron el ayuntamiento local y la Peña 'Duende y Pureza-Pepe el Molinero'.
Unos doscientos asistentes escucharon con absoluto respeto las palabras de este ilustre conferenciante que caminó en su discurso desde los orígenes del flamenco hasta las actuales formas cantaoras.
Tal y como relata el secretario de la peña, Pedro Miguel Ponce, comenzó Paco hablando de las distintas etapas por las que ha pasado este arte: la etapa primitiva, los café-cantante, la época dorada y el flamenco actual.
Después se centró en los artistas más representativos, realizando un exhaustivo repaso por la historia del flamenco extremeño y su influencia, incidiendo en la figura principal representada por Porrina de Badajoz (cantaor sobre el que tiene publicada una biografía).
No dejó pasar la ocasión para recalcar el buen estado en el que se encuentra el flamenco extremeño, destacando las figuras de dos artistas ganadores de la preciada Lámpara Minera: Miguel de Tena y Celia Romero (la más joven ganadora en toda la historia del concurso). También destacó a Javier Conde, uno de nuestros tocaores ilustres, que también ha obtenido en La Unión, El Bordón Minero.
En la segunda parte de la conferencia se centró en los cantes autóctonos, que obtuvieron carta de origen y fueron homologados en las ponencia que él mismo defendió en el Congreso de Benalmádena en el año 1987 y en el de Córdoba (1988), señalando las muchas dificultades que tuvieron, debido a las reticencias de los congresistas, sobre todo los tangos y jaleos extremeños. No ocurrió lo mismo con la taranta de nuestro paisano, Pepe el Molinero, y los fandangos de Fregenal y Pérez de Guzmán, que pasaron el corte en el primer intento, para ser considerados creaciones personales.
Esta exposición oral estuvo apoyada por la proyección de diapositivas ("muchas de ellas auténticas joyas", afirma Ponce) que mostraron desde los artistas más primitivos hasta alguna de las actuaciones que han pasado por Campanario (Camarón, Lebrijano, Mercé, Pansequito, Paco Toronjo o Miguel Poveda, entre otros). No faltó la narración de alguna anécdota que hizo mucho más entretenido un discurso que duró más de una hora.
La segunda parte de la charla estuvo amenizada en el cante por Esther Merino y Paco Dávila, acompañados ambos por la excelente guitarra de Joaquín Muñino. A la primera le correspondió ilustrar los tangos y jaleos extremeños y el fandango de José Pérez de Guzmán.
Dávila cantó la taranta del Molinero y los fandangos de Fregenal y Porrina.
Después de unos minutos de descanso, los artistas quisieron regalar al público algunos cantes más. Es así que se pudo escuchar a Esther por soleá y bulerías, demostrando que es una cantaora absolutamente consagrada. Buena prueba de ello es que al día siguiente compartía cartel en Alhuarín de laTorre, con artistas de la talla de Marina Heredia, Capullo de Jerez o Pansequito.
Sobrio, sin adornos y directo, estuvo Paco Dávila en las alegrías que interpretó, así como en la tanda de fandangos de Alonso, donde repasó varios de los estilos onubenses tan bien recibidos siempre por estas latitudes.
Hizo entrega el conferenciante a la Peña Flamenca de dos ejemplares que tiene publicados, donde se estudian de forma pormenorizada las figuras de los extremeños Manolo Fregenal y Pérez de Guzmán.
A modo de conclusión, Pedro Miguel Ponce señala que "fue una noche completamente exitosa, con un formato distinto al habitual, y que hacía tiempo que no se veía en Campanario". Esperan los aficionados que actos de este tipo no tarden en repetirse, pues los recitales tradicionales de cante, toque y baile se pueden complementar con charlas de este tipo en las que se aprenden unos contenidos teóricos fundamentales para poder apreciar en toda su medida este arte declarado Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.