El Ayuntamiento da por finalizada la adecuación del madatero para proceder a su reapertura

En la jornada de hoy miércoles se comunicará a la Junta la conclusión de los trabajos

Imagen actual de la fachada del matadero municipal de Campanario. FOTO: FRAN H.
SERVICIO MUNICIPAL

El Ayuntamiento Campanario ha finalizado los trabajos requeridos por los servicios veterinarios para subsanar las deficiencias detectadas en su día en el matadero de Campanario, que llevó a la Junta a su suspensión cautelar el pasado 2 de febrero. En el día de hoy, 14 de marzo, el Consistorio tenía previsto comunicar la finalización de estos trabajos, y ya se estaría a la espera que desde la administración comuniquen cuando se puede proceder a la reapertura.
El alcalde Elías López afirma que se ha llevado a cabo una inversión económica importante, "pero aun así decidimos no bajar los brazos para no dejar de prestar su servicio a los carniceros de nuestra localidad".
Como explica el primer edil, entre otras actuaciones se han pintado las instalaciones, se ha asfaltado una parte de la vía pública de acceso al matadero, se ha llevado a cabo diversas instalaciones eléctricas, se ha habilitado un nuevo extractor, otros dos lavamanos de pisón, se han adquirido dos esterilizadores de cuchillos, se han adquirido e instalado en torno a 60 ganchos de acero y las correspondientes cadenas, se ha procedido a instalar igualmente cortinas adecuadas al matadero, se han pintado los carriles interiores del techo , al tiempo que se han pintado las instalaciones exteriores donde se ubican las reses, se han instalado rejillas en el suelo y se han subsanados las deficiencias en desagües.
Pese al esfuerzo realizado, López cree que desde la administración regional les harán nuevos requerimientos de mejores: "La práctica nos dice que pronto existirán otra serie de requerimientos por la propia Consejería de la Junta de Extremadura y que nos obligarán a adecuarnos nuevamente, esperemos que esto no suceda pero ya le digo, que como en anteriores ocasiones no tardarán en requerirnos nuevamente otros requisitos".
No obstante, aclara: "En cualquier caso, teníamos la oportunidad de no acometer las reformas que nos exigían y haberlo dejado clausurado, pero pesó más nuestra responsabilidad para con nuestros carniceros y decidimos, aun no disponiendo de recursos económicos dada la época de crisis económica y la dificultad de nuestras empresas, acometer las reformas necesarias para que el matadero de Campanario continuase en funcionamiento. Otros mataderos se han clausurado, y sin embargo no han optado por hacer reforma alguna, y lo han dejado clausurado".
Asimismo, advierte: "He de decir que ante una nueva exigencia o requerimiento de nuevos desembolsos económicos referentes al matadero, el Ayuntamiento que presido, se planteará muy seriamente si decide realizarlas". En este sentido, López señala que "los servicios veterinarios han ido a las instalaciones del matadero en una ocasión, ellos nos indicaron qué hacer, dónde y cómo, y así se ha hecho siguiendo los criterios que nos han indicado los servicios veterinarios".
Durante este tiempo, se comunicó por parte de la Consejería correspondiente, que se habían dado las órdenes oportunas para que los carniceros de Campanario pudiesen matar sus reses en el matadero de Villanueva de la Serena, y así lo han hecho hasta la fecha.