Campanario disfruta de la romería de San Valentín desafiando al frío

El domingo se repartieron en la ermita las tradicionales rosquillas del santo

El grupo de sevillanas 'Nuevo Kompas' actuando el domingo en San Valentín. FOTO: F. H.
FESTEJOS

Campanario desafió al frío para disfrutar de su romería de San Valentín, que con los años se ha convertido en una cita obligada dentro del calendario festivo local, pese a ser una tradición relativamente joven.
Los actos se desarrollaron durante el fin de semana en los alrededores de la ermita levantada a finales de los 80 en honor a San Valentín y también bajo la advocación de Nuestra Señora de la Guía.
El sábado, al mediodía y tras la carrera de galgos, se ofreció un vino al pueblo en general. Mientras, por la noche, fue la gran fogata en la que se invitó a los asistentes a churros con chocolate. La jornada del sábado se cerró con la actuación del Grupo 'Noche Clara', aunque los jóvenes alargaron luego durante toda la noche la fiesta en San Valentín.
El domingo, por su parte, se obsequió al mediodía a los presentes con las tradicionales y exquisitas rosquillas de San Valentín. Y a continuación tuvieron lugar los bailes regionales extremeños a cargo de la Escuela Municipal de Danzas Folklóricas de Villanueva de la Serena, de la Escuela Municipal de Jota del Ayuntamiento de Campanario y del grupo de sevillanas 'Nuevo Kompás'. Aquí se dieron cita numerosos visitantes, buena parte de ellos procedentes de la localidad villanovense, pues vinieron acompañando a las jóvenes integrantes de la escuela municipal de danzas folclóricas.
Al mediodía, algunos vecinos optaron por refugiarse en la caseta y en la amplia carpa de música instaladas en la zona, mientras que otros fueron a pasar la jornada campestre a las 'viñas' particulares.