Tres asaltantes roban de madrugada una joyería en Campanario

Un fallo hizo que la alarma no sonara y que los ladrones se llevaran objetos valorados en unos 25.000 euros

Fachada de la joyería de Campanario de la calle Los Benítez que ha sufrido el robo.
SUCESOS

La Guardia Civil investiga el robo que ha sufrido en la madrugada de este martes 7 de febrero la joyería 'Solooroyhora.com' ubicada en la calle Los Benítez de Campanario y cuyo propietario, Antonio Jiménez, ha denunciado por la mañana en el Juzgado de Instrucción de Villanueva de la Serena.
El propio dueño ha relatado a este diario que los hechos han sucedido en torno a las cinco de la madrugada, "cuando recibimos una llamada al móvil de la central de alarma en Madrid, preguntándonos si estaban robando". En este caso, Antonio lamenta que la alarma que tienen en la tienda no sonara con la pertinente sirena, puesto que efectivamente cuando se asomaron al balcón de su vivienda, que se sitúa justo encima de la joyería, pudieron comprobar que efectivamente estaban robando.
"Uno de los ladrones estaba en la puerta y los otros dos dentro. Al gritarles salieron corriendo calle abajo y giraron a la derecha donde supongo que tendrían el coche en el que huyeron", relata.
Hasta el momento Antonio no ha hecho un recuento total para saber a lo que asciende el material robado, aunque estima que podría rondar "entre los 25.000 y los 30.000 euros", tal y como ha reflejado en la propia denuncia.
Como explica, los ladrones, que vestían chándal y portaban gorras, se llevaron en un saco todos los objetos y joyas que tenía en el escaparate más cercano a la puerta por donde entraron, tras romper primero un cristal y luego reventarla. Éste señala que hacía unos días que había montado el escaparate de cara a la festividad de San Valentín, y había relojes de oro, pulseras, sortijas, anillos... Asimismo, también se llevaron del interior una bandeja con objetos de plata.
Como reconocía "lo han hecho todo en un momento y apenas nos ha dado tiempo a reaccionar".
Éste apunta que es la primera vez que sufre un hecho de este tipo y además lamenta que, como suele suceder en buena parte de las joyerías, "nada de lo que han robado estaba asegurado".
Antonio agradece la labor que están desempeñando las fuerzas del Orden, ya que "al momento de llamar se personaron aquí tanto la Policía Local como la Guardia Civil". Precisamente, la Policía Científica de la Guardia Civil ha estado durante toda la mañana cogiendo huellas y pruebas de todo tipo para poder esclarecer la autoría del robo, cuya investigación permanece abierta.
Incluso, los agentes de la Benemérita han montado un dispositivo en las salidas y entradas a Campanario y han realizado controles a los vehículos.
El propietario de la joyería no descarta tomar medidas y reclamar responsabilidades a la empresa con la que tienen contratada la alarma, por el fallo que ha derivado en que el robo se haya consumado en su establecimiento y después de comprobar que los asaltantes tampoco la manipularon para evitar que sonara.