Virgen de la Amargura de Campanario.
Virgen de la Amargura de Campanario. / F. H.

Sentimientos

  • Tribuna

  • «Aunque lo pase mal, no puedo imaginarme una Semana Santa sin llevar el paso»

Hay cosas que no llegaba a entender de nuestra Semana Santa. Y son tantas las que aún me quedan por aprender….

No comprendía que tocaran con la mano el paso y luego se santiguaran; que se arrodillasen al pasar la imagen… y tantas otras.

Y es que Tú en esos momentos, sublimes donde los haya, no eres tan solo una talla.

No está inerte, está viva y así Campanario lo siente. En el crujir de las maderas que deja el paso en las subidas, en el arrastrar de alpargatas en los pies del costalero.

Todos hemos oído infinidad de comentarios, que no son ni más ni menos que la exteriorización de los sentimientos de quienes llevan los pasos. Me refiero, claro está, a los costaleros.

Aunque lo pase mal, no puedo imaginarme una Semana Santa sin llevar el paso.

La ilusión que siento desde que despierto cada Miércoles Santo, ese nerviosismo que va creciendo a medida que se acerca la hora, la impaciencia cuando se adorna el paso, la emoción cuando llego al Carmen…

Cuando miro el paso no puedo evitar que me de un vuelco el corazón. Un año más aquí estoy Madre. Gracias por hacer que esto sea posible:

Llegar a la ermita del Carmen y ver a otros hermanos, esos que comparten contigo los pesares de la trabajadera, te ayuda a serenar los nervios.

Se incrementa el nerviosismo con el rezo del Padre Nuestro antes de salir. Un momento que has estado esperando todo un año y apenas sale nada de tu garganta.

La del capataz al brazo para salir del tinglado, tanteo del peso del paso, deseo meter el hombro, te vuelves y miras hacia arriba intentando verla.

Sale la Virgen de la Amargura. Suena el himno nacional. Aplausos, vítores, lagrimas, oraciones… Ya está la Virgen en la calle. Es Miércoles Santo.

Durante el recorrido se viven momentos inexplicables. No falta alguno de oración y conversación con la Virgen. No faltan otros de reflexión personal. Y abundan las emociones. Ver el rostro de un niño embobado mirándola no tiene precio, cotemplar los ojos de un hombre llenos de lágrimas es impactante, admirar a campanarienses extasiados a su paso es muy grande y comprobar que en ningún momento la Virgen está sola es gratificante.

Y cuando no puede uno más, porque Ella pesa, su rostro me ayuda a enderezar el cuerpo y seguir 'palante'.

Unas de las referencias más bonitas y emocionantes a los costaleros os la hace uno de los que llevaba el Nazareno y se denomina costalero.

La Virgen de la Amargura sube como con pereza. Arriba la noche oscura, abajo la gente reza.

Las manos juntas lleva. Reza por la raza humana y en su cara lágrimas de dolor que se vuelven Amor.

Ya retumban los tambores, reverbera la trompeta, y de un balcón se desgarra una saeta.

¡Ay Virgen de la Amargura! Tengo el corazón partido, pues debajo de tu paso lloran compañeros míos. De los ojos de la Virgen lágrimas han brotado, pues piensa en los 52 que su corazón le han dado.

Abajo, sudor y sangre, que se empapa en los costaleros- Esfuerzos incalculables para aguantar los varales. El cuerpo todo en tensión, aguantará hasta el final. y los pies, alpargatados, desgastan los adoquines.

Los gritos del capataz resuenan con voz marchita: '¡Hay que parar!.. Ya es hora'. ¡Caray con la cuestecita', responden los 52 costaleros al liberarse del peso, al tiempo que piden agua.

Hay dos lagrimas que empapan los ojos del capataz. Él también fue costalero y hoy no se siente capaz de empujar con sus hermanos a esa Madre que vio morir a su hijo por nosotros. También lágrimas empapan otros tristes capirotes. Quisieran ser costaleros y soportar los rebotes de las andas en sus cuerpos, cumpliendo esa penitencia que a si mismo se impusieron. ¡Arriba la Virgen Bendita! ¡Subirla hasta aquella estrella!

Y la Virgen sube en volandas como si fuese una centella. El público, enardecido, rompe en aplausos sinceros que alimentan el fervor de esforzados costaleros.

Los cuerpos más descansados, se aprestan a otro tirón, y allá va la Virgen con esfuerzo transportada por un solo corazón.

HOY

HOYCampanario

HOY DIGITAL

Registro Mercantil de Badajoz, Tomo 220, Folio 66, Sección, Hoja 11365, Inscripción 1 C.I.F.: B06335467 Domicilio social en Carretera de Madrid-Lisboa nmero 22 06008 Badajoz Correo electrónico de contacto edigitales@hoy.es

Copyright Ediciones Digitales SLU, Diario Hoy de Extremadura, 2008. Incluye contenidos de la empresa citada, del medio Diario Hoy de Extremadura, y, en su caso, de otras empresas del grupo de la empresa o de terceros.

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:

Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.

El proyecto local más potente creado por el Diario HOY para un municipio. La edición impresa tiene una distribución mensual gratuita de 2.000 ejemplares a todo color.

PUNTOS DE REPARTO:

    • Ayuntamiento
    • Universidad Popular
    • Policía Local
    • Negocios que se publicitan en HOY Campanario