Diego García en su clínica de Campanario.
Diego García en su clínica de Campanario. / F. H.

"Intento que el cliente se encuentre cómodo para así evitar el miedo al dentista"

  • GEnte ceRCANA

  • Diego Manuel García abrió en 2014 la Clínica Dental Virgen de Piedraescrita

Diego Manuel García García es un joven odontólogo, de 31 años, que regenta desde el año 2014 la Clínica Dental Virgen de Piedraescrita, en el número 39 de la calle Moret de Campanario.

Se licenció en Odontología por la Universidad de Sevilla y posteriormente completó su formación con diversos cursos, de periodoncia e implantología clínica, de ortodoncia, realizó un máster en implantología y un curso de cirugía implantológica oral, en La Habana (Cuba).

--¿Desde cuándo ejerce y como decidió poner en marcha la clínica en Campanario?

--Terminé la carrera en junio de 2007 y acto seguido me inscribí en el Colegio Oficial de Dentistas de Extremadura. Por aquel entonces el encontrar trabajo no suponía el esfuerzo sobrehumano que cuesta hoy, así que nada más colegiarme me llegaron ofertas de varias clínicas dentales. En agosto del mismo año comencé a trabajar en una clínica dental privada de Granja de Torrehermosa, en la cual sigo trabajando actualmente. Durante todo este tiempo también he trabajado en distintas clínicas dentales de la comarca como implantólogo y ortodoncista. Siempre tuve la idea de abrir una clínica dental en Campanario, puesto que mi familia, amigos y futura esposa residen esta localidad, pero en una profesión como ésta lo más importante es la formación y cuando uno termina la carrera se tienen muchos conocimientos y práctica en odontología general, pero las demás especialidades necesitan cursos y máster de postgrados. Por norma general la gran mayoría de los odontólogos se suelen centrar en una u otra especialidad. Mi problema es que me gustan todos los campos de la odontología, por lo que he intentado adquirir los máximos conocimientos y prácticas en todos ellos, aunque bien es cierto que las profesiones relacionadas con la salud requieren estar siempre en continua formación. Una vez que creí que tenía la formación adecuada para poder abrir mi propia clínica dental me encontré en los años más duros de la crisis donde montar un negocio era muy arriesgado, pero tras ver que la situación no se iba a solucionar de un día para otro decidí comenzar esta bonita aventura confiando en que el pueblo de Campanario me apoyara, como así ha sido desde el primer día de apertura.

--¿Qué tipo de tratamientos dentales ofrece?

--Ofrecemos todo tipo de tratamientos porque trabajamos todas las especialidades dentales, tales como odontología general, como empastes, extracciones simples, reconstrucciones…; odontopediatría, estando incluidos en el PADIEX; rehabilitaciones protésicas fijas, removibles y sobre implantes; ortodoncia y ortopedia; implantología, oeriodoncia, tratamiento de articulación temporomandibular y cirugía bucal, como la extracción de muelas del juicio, injertos óseos…

--¿Destaca alguna especialidad que les distinga de otras clínicas?

--Si tengo que destacar una especialidad seria implantología y cirugía bucal. La mayoría de los pacientes todavía tienen un concepto equivocado de ambas y prefieren otros tratamientos por miedo o falta de información. Por eso intento que mis pacientes conozcan las ventajas e inconvenientes de todas las posibilidades de tratamiento y cada vez son más los que disfrutan de las ventajas que ofrecen ambas. Creo que lo que destaca mi clínica sobre las demás, es que el paciente puede recibir todos los tratamientos necesarios en la misma clínica y por el mismo odontólogo sin necesidad de desplazarse y/o ser atendidos por otro profesional. No obstante conozco mis limitaciones y mi filosofía de trabajo y mi único fin es que el paciente reciba el mejor tratamiento posible y de las mejores manos, por lo que si algo se escapa de mis capacidades como odontólogo derivo a mis pacientes al especialista correspondiente.

--¿Hay intrusismo en su sector? ¿Es importante ponerse en manos de profesionales titulados?

--Por desgracia todavía hay mucho intrusismo en el sector de la odontología. Clínicas sin licencia, odontólogos sin titulación, protésicos e higienistas realizando labores de odontólogos… Y eso que tanto por parte de los Colegios de Dentistas como del Consejo General de Dentistas llevan a cabo campañas publicitarias para que la población busque siempre ser tratados por odontólogos colegiados. Pero creo que el mayor problema al que se enfrenta nuestra profesión, a parte de una sobresaturación del mercado por el aumento de universidades odontológicas, son las franquicias dentales. La gran mayoría de ellas, aunque no se puede generalizar, tiene como principal objetivo el beneficio económico, dejando en segundo plano la salud del paciente, con la ayuda de publicidad engañosa, donde ofertan un precio y a la hora de la verdad es otro muy superior. Y eso sí, con unas condiciones de financiación “fantásticas” a las que los autónomos con clínicas particulares no nos podemos enfrentar.

--¿La gente ha perdido el miedo a ir al dentista o sigue dando respeto?

--El “miedo al dentista”, sin duda uno de los aspectos más difíciles a tratar en nuestra consulta diaria y es que muchos pacientes han pasado por situaciones muy desagradables. A lo largo de los años mis clientes me han contado algunas anécdotas sufridas en clínicas dentales que son para tener auténtico terror al dentista. Creo que la odontología actual ha mejorado mucho y se puede ofrecer una “odontología sin dolor”. Para evitar el miedo al dentista intento que el paciente se encuentre lo más cómodo posible, ofreciendo una relación dentista-paciente amable y de confianza, espacios amplios y luminosos y realización de tratamientos con paciencia y con descansos para evitar el estrés del paciente. No acudir a la clínica dental habitualmente por el “miedo al dentista”, suele traer como consecuencias intervenciones más desagradables para el paciente, como endodoncias o extracciones y en definitiva un aumento del “miedo al dentista”, por lo que ofrezco a mis pacientes revisiones gratuitas semestrales o anuales, con el fin de que acudan al dentista con regularidad para poder mantener un buen estado de salud bucodental y que las intervenciones a realizar sean más llevaderas. Sin duda la prevención es la solución al “miedo al dentista”.

--En cuanto a precios, creo que son bastante ajustados los que ofrecen ¿no?

--Intentamos ajustar al máximo posible los precios de todos los tratamientos, sin que esto suponga un descenso en la calidad de los mismos. Mi primer objetivo es restablecer la salud bucal de mis pacientes con las mejores técnicas y materiales posibles, pero todos somos conscientes de la situación económica actual, por lo que intento ajustar el margen de beneficios todo lo posible. Además de ofrecer una gran relación calidad-precio, garantizamos nuestros tratamientos durante cinco años, para que cualquier problema que surja directa o indirectamente derivado de nuestros actos se solucione sin coste adicional para el paciente.

--Creo que tiene clientes de toda la comarca, ¿no es así?

--Así es, tenemos pacientes de todas las localidades cercanas e incluso de algunas no tan cercanas como Talarrubias o Retamal de Llerena, por ejemplo. Incluso muchos pacientes que aprovechan sus vacaciones en Campanario para acudir a mi clínica. No hay nada que me satisfaga más como profesional que los pacientes estén satisfechos con los tratamientos recibidos y te recomienden a familiares y amigos.

--¿Tiene algunos planes de cara al futuro para seguir expandiendo el negocio?

--Debido a la gran demanda recibida, he ampliado la clínica con un segundo gabinete. Como he dicho anteriormente, esta profesión se encuentra en continua evolución por lo que mi prioridad siempre será la formación y dotar mi clínica con las mejores y más modernas instalaciones. Por ello de cara al futuro me gustaría incorporar técnicas de odontología láser, ya que considero que es el futuro de nuestra profesión.

--¿Algo que más que añadir?

--Si. En el apartado de agradecimientos, en primer lugar me gustaría dar las gracias a mi familia por el esfuerzo y sacrificio que supone tener a un hijo estudiando una carrera y por estar siempre ahí en los momentos más difíciles. A mi futura esposa, por la paciencia y el apoyo recibido durante todos estos años, dándome siempre ánimos y apoyándome en todas mis decisiones. Y al pueblo de Campanario y en general a todos mis pacientes por la confianza demostrada desde el primer día.

HOY

HOYCampanario

HOY DIGITAL

Registro Mercantil de Badajoz, Tomo 220, Folio 66, Sección, Hoja 11365, Inscripción 1 C.I.F.: B06335467 Domicilio social en Carretera de Madrid-Lisboa nmero 22 06008 Badajoz Correo electrónico de contacto edigitales@hoy.es

Copyright Ediciones Digitales SLU, Diario Hoy de Extremadura, 2008. Incluye contenidos de la empresa citada, del medio Diario Hoy de Extremadura, y, en su caso, de otras empresas del grupo de la empresa o de terceros.

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:

Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.

El proyecto local más potente creado por el Diario HOY para un municipio. La edición impresa tiene una distribución mensual gratuita de 2.000 ejemplares a todo color.

PUNTOS DE REPARTO:

    • Ayuntamiento
    • Universidad Popular
    • Policía Local
    • Negocios que se publicitan en HOY Campanario